El Glaucus atlanticus es un animal gasterópodo nudibranquio de entre 3 y 4 centímetros , en su parte frontal es de color azul plateada con rallas azules oscuras o negras a lo largo de pie, tiene un cuerpo tronconico con seis apéndices que se ramifican en rayos cerata y dientes con rádulas (dientes especializados en raspar el alimento, se conforman de unas cintas con pequeños y numerosos dientes).

Como la mayoría de las babosas marinas, este animal es hermafrodita conteniendo tanto órganos sexuales masculinos como femeninos, crean cadenas de huevos.

Se encuentra en aguas templadas y tropicales. Algunos de estos sitios son la costa del sur de Sudáfrica, aguas europeas o en la costa de Australia y Mozambique. Este animal flota boca abajo sobre la tensión superficial del océano gracias a un saco lleno de gas en su estomago, debido a la posición de ese saco flota boca abajo. Es ampliamente discutido entre los científicos si este animal se mueve por si solo o si es arrastrado por las mareas.

 Viven en mar abierto pero puede llegar a la orilla accidentalmente arrastrado por la marea .

Para su alimentación depreda otros organismos pelágicos de mayor tamaño a él como la carabela portuguesa, también, si ven la posibilidad pueden volverse caníbales. El veneno que consume de sus presas lo almacenan en unas bolsas que se encuentran en las puntas de sus ceratas, con ese veneno elabora un veneno más mortal que el que engulle.