Álvaro Pleguezuelos lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a destacar allí donde va. Su último encuentro fue nada más y nada menos que en Jordania, donde nuestro nadador demostró una vez más que se mueve como delfín entre sus aguas y trajo consigo dos medallas de oro y una de plata. Seguro que Álvaro seguirá dándonos satisfacciones porque es un ejemplo de constancia y superación. Estaremos atentos a sus logros.