Este fenómeno, conocido como dispersión, se produce cuando un rayo de luz compuesta se refracta en algún medio quedando separados sus colores constituyentes. En el caso del arco iris, la luz se dispersa al atravesar las gotas de agua, que se comportan como un prisma óptico.

Los chicos de Ciencia Divertida han estado experimentando estos fenómenos yno dejande sorprendernos…